Rosario,

 
 

QUE SABEMOS DE LA CAIDA DEL CABELLO
Dr. Ramon Fernández Bussy (h)

 

El pelo es un órgano cuyas funciones son: protegernos del medio ambiente (abrigándonos del frío y de la radiación ultravioleta evitando el daño solar sobre nuestra piel) y de los traumatismos. La caída parcial o total del cabello se denomina alopecia. Las personas pierden aproximadamente 100 cabellos de la cabeza todos los días y al  igual que las células de nuestra piel, nuestro cabello se renueva de manera natural. Cuando un pelo cae rápidamente es reemplazado por un nuevo pelo originado en el mismo folículo y el ciclo de crecimiento comienza nuevamente.
El pelo es un producto queratinizado (sin vida) del folículo piloso. El crecimiento del pelo es cíclico y comprende tres etapas o fases:
Anágena: es una fase de crecimiento activo, tiene una duración de 2 a 5 años.
Catágena: es una fase de transición, su duración es corta, con un promedio de tres semanas. En esta etapa el crecimiento del pelo se detiene.
Telógena: es una fase de reposo, la duración promedio es de tres meses.


Los pelos crecen aproximadamente 1cm por mes. La alopecia se presenta gradualmente y puede suceder por parches o generalizada (difusa). Se trata de uno de los problemas dermatológicos con más afectados en la población en general, donde  a muchos llega a influirles emocionalmente, provocando incluso la pérdida de la autoestima y hasta depresión.


Los diagnósticos diferenciales de la alopecia incluyen tanto a las alopecias cicatrízales como a las no cicatrízales. Además muchos trastornos del folículo piloso pueden producir fragilidad capilar, provocando diferentes patrones de alopecia. Existen diversas causas  y requieren un diagnóstico correcto mediante anamnesis, exploración física y pruebas complementarias, El pull-test y el tug-test son pruebas para evaluar la actividad de la alopecia y la presencia de fragilidad capilar respectivamente y las realizan los dermatólogos en consultorio siendo esto de gran ayuda. La biopsia de cuero cabelludo constituye la herramienta diagnóstica estándar para las alopecias llamadas cicatrízales. Esta última, se producen por la destrucción o falta del folículo piloso lo que genera una alopecia definitiva, diagnóstico fundamental para informar al paciente para que no realice tratamientos mágicos pero si haga tratamientos médicos para detener la enfermedad que la esta provocando.  El uso de la tricoscopía para la evaluación de los trastornos del pelo y el cuero cabelludo está ganando popularidad. Es una técnica simple, no invasiva que constituye una herramienta in vivo para la visualización del cuero cabelludo y los folículos pilosos. Su dermatólogo le preguntará acerca de la dieta, medicamentos que recibió durante los últimos meses, antecedentes familiares de alopecia, enfermedades recientes y hábitos de cuidado del cabello. A las mujeres incluso le preguntara sobre embarazos recientes , menopausia o padecimientos de anemias.


La alopecia androgenetica es la causa más frecuente y afecta mucho más a los hombres que a las mujeres. La predisposición puede heredarse de la familia paterna o materna. Las mujeres presentan afinamiento del pelo, pero no presentan calvicie. En los hombres el compromiso va desde entradas pronunciadas, disminución de la densidad en la coronilla hasta la calvicie.


Otras causas pero menos frecuentes pueden ser:
- Dietas inadecuadas: una dieta muy baja en proteínas puede provocar la caída del cabello.


-Infección por hongos: Se manifiestan como pequeñas áreas descamativas, que van extendiéndose y ocasionando enrojecimiento, hinchazón y la ruptura de los pelos, mucho más frecuentes en niños.


-Pos-Parto: Aparece entre los dos o tres meses después del parto, las pacientes pueden notar que al peinarse o lavarse el cabello tiene una caída importante de pelo, como también notan la presencia de cabellos por todos lados,  problema que no debe preocupar dado que es una caída fisiológica que se detiene después de seis meses después del parto pero que igualmente  deben consultar al dermatólogo para descartar otra enfermedad que podría estar asociada.


- Cuidado inapropiado del pelo: la utilización exagerada de tratamientos cosméticos químicos.  El  lavado, cepillado excesivo, el uso de trenzas o colitas con tracción excesiva del pelo también dañan el pelo causando su ruptura y caída.


-Medicamentos: los antitiroideos, el acido valproico, los citostacticos, la vitamina A en grandes dosis, todos ellos son capaces de producir caída del cabello.


-Alopecia areata: es una enfermedad inflamatoria crónica, de etiología multifactorial, que afecta el folículo piloso. Se caracteriza por áreas alopécicas no cicatrízales, asintomáticas, que pueden comprometer cuero cabelludo, cejas, pestañas, barba y pelos del resto del cuerpo.


-Enfermedades tiroideas: la actividad exagerada (hipertiroidismo) como la disminuida (hipotiroidismo) pueden ocasionar perdida de cabello.


-Fiebre elevada - Infecciones importantes.


-Cirugía mayor : tres meses después de una cirugía mayor puede aparecer caída del cabello.
La mayoría de los pelos caídos se deben al ciclo piloso. No obstante si usted considera que está perdiendo demasiado pelo o que se está afinando consulte a su dermatólogo. La caída de cabello constituye una preocupación cada vez mayor entre los jóvenes, e incide de forma muy negativa en la autoestima de la persona, pero un buen diagnóstico puede ofrecer un buen tratamiento.

 

 
 

Última Actualización: Abril 2017


Cátedra de Dermatología Facultad de Ciencias Médicas - U.N.R.