Hoy Actualizamos

Articulo para la Comunidad - Dra Mónica Bodo

LA PIEL EN INVIERNO


La capacidad humana para la adaptación al frió es mínima. La temperatura central del cuerpo, se mantiene dentro de un margen estrecho por mecanismos termoregulables, que recaen de modo principal en variaciones del flujo sanguíneo cutáneo y disminución de la sudoración, que es lo que el frío produce en nuestra piel.


Durante el invierno, la piel se deshidrata más fácilmente, dado que el frío disminuye la humedad relativa del aire-
Muchas personas presentan durante el invierno, una xerosis o sequedad importante en la piel que agrava patologías, como por ejemplo la dermatitis atópica o la ictiosis. En general las mujeres y las personas mayores son los más vulnerables. Esta sequedad o xerosis produce prurito (picazón), por eso es importante hidratar nuestra piel, usando cremas emolientes en todo el cuerpo, principalmente en cara y manos que son las zonas más expuestas. Tampoco hay que olvidarse de los labios.

Otras recomendaciones son: no abusar de los baños muy calientes, usar jabones adecuados (suaves y no agresivos), como también usar ropa de algodón y evitar ropa de lana directamente sobre la piel.

Otras patologías que tienen relación con la época invernal son: °ERITEMA PERNIO, que son los comúnmente llamados sabañones, lesiones inflamatorias localizadas en manos, pies, nariz y orejas. El mejor tratamiento de los sabañones es la prevención adecuada en individuos predispuestos evitando el frÍo y la humedad.

La ENFERMEDAD DE RAYNAUD PRIMARIA esta producida por la constricción de pequeñas arterias y arteriolas de las extremidades, precipitadas por el frío y que ocasionan una palidez de uno o varios dedos seguido de cianosis y enrojecimiento.

Subir