Hoy Actualizamos

Artículo para la comunidad - VERRUGAS - Dr Bernardo Kantor

Las verrugas son un grupo de proliferaciones benignas mucocutáneas producidas por unos virus ADN llamados papiloma virus humano (HPV) de los cuales existen más de 100 tipos. Por lo que corresponde a una enfermedad relacionada con una infección de la parte más superficial de la piel (epidermis) que hace que esta capa aumente de grosor adoptando un aspecto sobreelevado y rasposo (verrugoso). 

Es una patología muy frecuente, generalmente con resolución espontánea en algunos meses o años (60 a 70% desaparece antes de 2 años). Suelen ser lesiones indoloras las cuales pueden localizarse en cualquier parte de la superficie cutánea; miden de pocos milímetros a 1 cm de diámetro pueden ser únicas o múltiples y fundamentalmente ocasionan una molestia estética. 

Afectan con mayor frecuencia a personas jóvenes y se transmiten por contacto directo o indirecto, también puede producirse por diseminación a otras áreas en un mismo paciente (auto-inoculación). La susceptibilidad individual al contagio es muy variable pero por lo general tienen baja transmisibilidad. 

El diagnóstico es clínico a través de la historia clínica y la exploración física. Puede confirmarse por hallazgos compatibles en la biopsia de la lesión (raramente necesaria) .

 Se clasifican en diferentes tipos en función de su aspecto morfológico y localización. No comentaremos en este artículo las verrugas genitales que tienen diferente abordaje y pronóstico.

Las formas clínicas más frecuentes son:

 • Verrugas Vulgares (70%)

 • Verrugas Plantares (26%)

 • Verrugas Planas (4%) 

Verrugas Vulgares: 

Más frecuente en niños y adolescentes. Son pápulas blanquecinas de superficie irregular, rugosas al tacto. Localizan en las palmas y dorso de las manos, dedos de las manos, zona periungüeal y mas raramente en codos o rodillas. Pueden presentarse como finas proyecciones alargadas y espiculadas alrededor de los orificios naturales de la cara, habitualmente la boca (verrugas filiformes). Tienen riesgo de transmisión, sobre todo las localizadas en manos o pies, más aún cuando la piel está macerada o húmeda (piscinas y baños).  Pueden resolver espontáneamente en tiempo variable. 

Verrugas Plantares: 

Se localizan en las plantas de los pies. Como consecuencia de la presión del peso del cuerpo son lesiones planas, no sobreelevadas por lo que crecen en profundidad. En su superficie pueden verse unos puntos negros que corresponden a los capilares trombosados. Suelen ser dolorosas al tacto y al caminar. Pueden ser múltiples o confluir en cuyo caso adoptan un aspecto en “empedrado” (verrugas en mosaico). 

Pueden confundirse con callosidades aunque la diferencia es que estos últimos suelen presentarse en pacientes de mayor edad, sobre superficies con alteraciones ortopédicas del pie. Por otro lado las mismas no presentan puntos negros en su superficie y al rasparlas con bisturí no sangran como las verrugas plantares. 

Verrugas Planas:

 Son lesiones papulosas, aplanadas de color piel o rosadas con una superficie ligeramente descamativa, pequeñas (2-3 mm) de superficie no irregular. Generalmente localizan en la zona facial y cara anterior de las piernas. Como el resto de las verrugas pueden tener resolución espontánea por lo que en algunos casos no se realiza tratamiento y se espera la auto involución.


¿Cómo las tratamos? ¿Debemos tratarlas?

El objetivo del tratamiento es eliminar las lesiones con mínima afectación de los tejidos normales circundantes y como ya hemos dicho para lograrlo no siempre es necesaria una intervención terapéutica ya que un porcentaje de verrugas desaparece espontáneamente en meses o años. 

Una vez decidido su abordaje terapéutico debemos tener en cuenta que el tratamiento no es fácil (ningún tratamiento es 100% efectivo), en muchas ocasiones pueden requerir múltiples sesiones, el grado de fracasos no es despreciable y las recidivas son frecuentes. 

Debemos saber que una respuesta inmune adecuada en el huésped es fundamental para lograr el objetivo terapéutico y que los mejores resultados se dan pacientes más jóvenes con menor tiempo de duración de la infección por HPV. 

En cualquier caso es importante destacar que no se recomiendan tratamientos agresivos o desproporcionados

Existen pocos estudios controlados y los que hay tienen una metodología variable. 

Una revisión del tratamiento de las verrugas pone de manifiesto que existen hasta 48 procedimientos diferentes. Entre ellos los más utilizados son:

Remedios "Caseros"

Tratamiento tópico 

Crioterapia

Inmunoterapia de contacto (dinitroclorobenceno entre otros) 

Electrocoagulación

Tratamiento quirúrgico.

Tratamiento Láser 

Resalta la utilización de "remedios caseros" para esta patología, ya que sobre las verrugas hay mucho de "sabiduría popular¨ y probablemente junto a la culebrilla (Herpes Zóster) (casualmente otra entidad dermatológica de origen viral) sean la entidades médicas que más opciones terapéuticas no ortodoxas presenten. No es el objetivo nombrar estas opciones, pero si marcar que el objetivo final de todos los tratamientos es que el sistema inmunitario del paciente controle este cuadro infeccioso viral y ¨los remedios caseros¨ aparentemente funcionan como elemento de sugestión, como elemento placebo.

Dentro de la medicina tradicional, los métodos basan su efecto terapéutico en la destrucción de la verruga y la posterior exposición de la misma ante el sistema inmunológico del paciente, para que este termine de erradicarlas.

Se utiliza para ese fin ácidos (ácido salicílico, ácido retinoico), electricidad/calor (electrocoagulación), frío (crioterapia), láser y estimulación inmunológica directa (imiquimod) entre otras terapéuticas.

Como cualquier otra entidad médica siempre invitamos a que consulte a un médico especializado (Dermatólogo), porque aunque en teoría las verrugas son sencillas de diagnosticar existen otras enfermedades similares con pronósticos distintos (inclusive un cáncer de piel puede confundirse con una verruga vulgar para un ojo no entrenado) y además porque una vez diagnosticada la verruga hay que sopesar cada una de las alternativas terapéuticas evaluando cual es la mejor opción en ese caso puntual.


Subir